Un dispositivo de videojuegos ayuda a detectar ataques epilépticos nocturnos

kinect_sensorDetectar los primeros síntomas de un ataque epiléptico o posibles convulsiones nocturnas a través del dispositivo Kinect. Ese es uno de los objetivos cumplidos por el E-health Innovation Center BBK (EIC BBK) para hacer la vida más fácil a las personas que sufren Síndrome de Dravet.

El Síndrome de Dravet es una enfermedad rara con una incidencia de una entre 20.000 nacimientos, no tiene cura y no responde a ningún tratamiento actual. Por norma general, aparece antes del primer año de vida, y provoca crisis epilépticas sin control, retraso cognitivo, problemas de movilidad y retraso en el lenguaje. Los ataques epilépticos son los que más preocupan, ya que pueden causar la muerte si no se atienden a tiempo, lo que obliga a las familias a realizar vigilias junto al afectado.

Las posibilidades que ofrece la tecnología han permitido al EIC BBK, en colaboración con la Fundación Síndrome de Dravet, elaborar un dispositivo constituido por sensores y alertas, basado en la tecnología de Microsoft Kinect 2.0 que permite detectar de forma inmediata el inicio de una crisis epiléptica. Cuando Kinect detecta movimientos que siguen un patrón de convulsión, se alerta a los cuidadores de que el menor puede estar sufriendo una crisis.

Foto: EIC BBK

Foto: EIC BBK

“La posibilidad de atenderles en el mismo momento que aparece la convulsión reduce la duración e intensidad de estas crisis, permite proporcionar los fármacos adecuados a tiempo y reduce la tasa de mortalidad”, explica el director ejecutivo de la Fundación Síndrome de Dravet, Luis Miguel Aras. “Además facilitará el descanso de los familiares que vigilan, mejorando notablemente su calidad de vida”. La prestigiosa revista Forbes incluyó este proyecto de EIC BBK y la Fundación Síndrome de Dravet en la lista de las diez ideas de negocio que utilizan la tecnología Microsoft Kinect en otras áreas que nada tienen que ver con los videojuegos.

Aunque el detector de convulsiones nocturno con Kinect 2.0 está desarrollado para ordenadores y se ha probado con éxito entre algunas familias, desde el centro de innovación se han valorado otras opciones con dispositivos más accesibles para las familias: utilizar cámaras IP con infrarrojos, que alertan de las crisis enviando un aviso diferentes dispositivos móviles a través de una app. El siguiente paso es integrar diferentes tipos de sensores –temperatura, pulso, oxígeno, etc.– que puedan añadir más información relevante a la crisis del paciente.

Continuando con Kinect, el EIC BBK dispone entre sus proyectos un servicio de tele-rehabilitación en casa con esta tecnología, con un programa de ejercicios específicos de fisioterapia para aquellos con Síndrome de Dravet. Según sus promotores, realizar estos ejercicios en el ambiente protegidos evitan desencadenantes de crisis –viaje, lugar desconocido, fotosensibilidad, patrones visuales, etc.– habituales en este y otros síndromes epilépticos.

Detectar las crisis silenciosas

Foto: EIC BBK

Foto: EIC BBK

El proyecto del centro de innovación en salud ubicado en Ermua continúa en una segunda fase que tiene como propósito “evitar la muerte súbita a causa de crisis epilépticas que se producen de forma silenciosa, sin signos externos”. Un síndrome mortal afecta a una de cada mil personas con epilepsia y es, además, la mayor causa de muerte en síndromes epilépticos infantiles.

La anticipación en este tipo de casos permite a los familiares o cuidadores resolver estas crisis, tal y como corresponda: administrando fármacos de rescate, cambiando de postura a la persona para evitar la asfixia, avisando a emergencias e, incluso, iniciando las maniobras de reanimación.

Para ello, EIC BBK y el Centro de Investigación aplicada Tecnalia trabajan conjuntamente en el diseño de un sistema de alerta temprana, que integre la monitorización de varios parámetros de forma simultánea, controlando los factores que intervienen en estos episodios. Se trata de “desarrollar un detector-monitor con diferentes sensores integrados, capaz de alertar sobre los estadios previos a la muerte súbita –bradicardias, sobreactivación parasimpático, dificultades respiratorias, ritmos cardiacos anormales y convulsiones prolongadas– con el fin de poder evitarla”, explican desde el centro de innovación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s