El corazón vasco de Castlevania: Lords of Shadow

La partitura de Oscar Araujo ha sido producida y mezclada por el ganador de un Grammy Mikel F. Krutzaga en su estudio de Amezketa (Guipúzcoa)

Amezketa. Mikel Fernandez Kurtzaga, ingeniero de sonido

Foto: Mikel Krutzaga

La Asociación Internacional de Críticos de Música de Cine (IFMCA) ha otorgado recientemente el premio a la mejor banda sonora de un videojuego al compositor catalán Oscar Araujo por su trabajo en “Castlevania: Lords of Shadow”. Si Araujo puso toda su masa gris para crear universo musical épico y oscuro, el productor vasco Mikel F. Krutzaga se encargó de darle la pasión y el acabado final.

Este vizcaíno de 39 años no es un recién llegado al mundo de las partituras para películas. Desde el mismo corazón de Guipúzcoa Krutzaga ha trabajado junto a reconocidos compositores del séptimo arte como Ángel Ilarramendi, Bingen Mendizabal, Pascal Gaigne, Aitor Amezaga o los directores Montxo Armendáriz, José Campanela, Imanol Uribe, Manuel Gutiérrez Aragón.

El proyecto musical de “Castlevania: Lords of Shadow” llegó a manos de Oscar Araujo (Barcelona, 1974) con el estudio de videojuegos madrileño Mercury Steam había trabajado en anteriores ocasiones. Viendo la embergadura del proyecto Araujo decidió contar con la experiencia de Krutzaga que, en aquella época, ya contaba con premio Grammy por el disco “K” del artista vasco Kepa Junkera.

“Lo primero que pedí a Oscar fueron unas imágenes del videojuego. Quería saber en que atmósfera nos estábamos moviendo. Cual era el tipo de color”, ha explicado Krutzaga. Dado el universo en el que trascurre “Castlevania: Lords of Shadow”, el productor vasco ha destacado que “necesitábamos que la música fuera oscura por un lado y, en ciertos momentos, pudiera legar a ser grandioso”.

Foto: Mikel Krutzaga

Krutzaga decidió entonces trasladar la grabación de la banda sonora a Eslovaquia donde la Sinfónica de Bratislava, compuesta por 100 músicos y un coro de 60 voces, grabó un total de tres horas de música. Las mezclas se hicieron en el estudio Musikart de Amezketa entre diciembre de 2009 y mayo del 2010. El “mastering” para CD se realizó en los prestigiosos estudios Bernie Grundman de Los Angeles (EE.UU).

En opinión del productor de la banda sonora de “Castlevania: Lords of Shadow”, la parte técnica “es la que da el color, la textura y la sonoridad a una grabación. Hace que a la gente le parezca un sonido impactante, dulce o desagradable, por lo que la composición y la sonoridad van de la mano”.

Una vez finalizadas las mezclas éstas viajaban a Barcelona donde Araujo daba su beneplácito, luego a Madrid al estudio Mercury Steam y de allí a la sede de Konami en Tokio (Japón), los responsables de toda la producción del videojuego.

“La verdad es que ha sido muy fácil trabajar con Oscar”, ha reconocido el técnico vizcaíno. “Hemos conectado enseguida. Los dos teníamos la misma idea de como aplicar la sonoridad al videojuego, así que los dos remabamos en la misma dirección”.

El trabajo de dos años dedicados al videojuego “Castlevania: Lords of Shadow” ha sido recompensado por la Asociación Internacional de Críticos de Música de Cine (IFMCA), considerados los “Oscar” de las bandas sonoras. En su última edición Araujo se alzó con el Premio a la Mejor Banda Sonora de Videojuegos o Producto Multimedia. “Todo el equipo está muy contento porque es un premio muy importante”, ha reconocido Krutzaga.

Anuncios

Un comentario en “El corazón vasco de Castlevania: Lords of Shadow

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s