Música vasca para la PlayStation (Deia. 20/08/2010)

El productor gernikarra Mikel Fernández Krutzaga ha participado en la banda sonora de un videojuego

Más de 130 personas trabajaron en la grabación de la nueva versión de “Castlevania”

Joana Pérez (Deia).- Un año mágico se cerrará para Mikel Fernández Krutzaga este próximo otoño cuando el videojuego “Castlevania. Lords of the Shadows” vea la luz en las estanterías de las tiendas especializadas. Esta nueva versión para PlayStation 3 (y Xbox 360) tendrá el granito de arena vasco en su producción ya que Fernández Krutzaga ha participado en la elaboración de la banda sonora del juego. Para este gernikarra de 39 años embarcarse en la aventura de dar ritmo musical a los personajes imaginarios de la pantalla no supuso ningún problema. “Es la primera vez y la experiencia ha sido muy buena”, asegura.

Con una larga trayectoria en el mundo de las bandas sonoras, este ingeniero de sonido aplica su saber y su técnica a la música, siendo un productor musical con grandes éxitos a sus espaldas. “Silencio roto”, de Montxo Armendariz, “La carta esférica”, de Imanol Uribe, o “Luna de Avellaneda” de Juan José Campanella, el director que en la pasada edición de los Oscar se alzó con el premio a la mejor película de habla no inglesa por El secreto de sus ojos, figuran entre los trabajos en los que Fernández Krutzaga ha tomado parte. Uno de los últimos es “Daisy-Cutter. La cortadora de margaritas”, un cortometraje rodado en 3D y que se incluye en el catálogo de Kimuak de este año.

Un día recibió una llamada de teléfono que le abrió nuevos caminos por los que extender su buen hacer con el sonido. A Oscar Araujo, compositor de la banda sonora de “Castlevania. Lords of the Shadows”, se le ocurrió que podría ser una buena idea contar con Mikel para redondear una composición musical que sorprende a todo aquel que la escucha. Con un ritmo trepidante y sin perderse ni un ápice de la historia que cuenta el videojuego, la música traslada a la persona que está frente a la pantalla a un mundo paralelo. “Hicimos primero el anuncio de cuatro minutos para internet y, a raíz de ahí, hicimos todo el diseño”, cuenta Mikel.

Escondido bajo las notas se encuentra un trabajo que se resume en tres horas de música. Unas 130 personas, sólo entre músicos y coro, fueron los encargados de trasladar la partitura a las pistas de grabación para que quedaran inmortalizadas. “Han sido unos 80 músicos y un coro de 50 personas. Decidimos ir a grabar a Bratislava (Eslovaquia) pero propuse hacerlo en dos tandas porque era demasiado para una sola grabación”, explica el productor musical. La primera llegó a finales de diciembre del año pasado y, en abril, se puso la guinda con la segunda.

Con una orquesta tan grande la variedad de instrumentos fue muy amplia. “Es todo sinfónico. Están los instrumentos de cuerda como violines, chelos y contrabajos. También flautas, clarinetes, oboe, fagot, trompas, trompetas, trombones, tuba, percusión y el coro”, detalla. Pero después de la grabación todavía quedaba trabajo por hacer. “Tras cada tanda yo mezclaba las pistas. Y es mucho trabajo porque cada persona era una pista diferente”, apunta.

Para redondear este proyecto cuidado con mimo, Mikel le propuso a su mentor, Oscar Araujo, volar hasta Los Ángeles para tener las más avanzadas técnicas con las que cerrar su composición. “Son los que están haciendo las últimas producciones como Avatar. Me parecía interesante para ese detalle final donde se pasa la música del videojuego a un CD para escucharlo en casa”, afirma Fernández Krutzaga, quien matiza que “la música ya estaba insertada pero la compañía quiso hacer un CD para venderlo como tal”.

¿Y por qué cruzar el charco hasta Estados Unidos para realizar el mastering? ¿No había recursos suficientes en Euskadi? Según Fernández Krutzaga, no se debe a los medios que hay sino a la calidad que requiere un trabajo de este tipo con lanzamiento internacional incluido. “El estudio Bernie Grudman es, probablemente, el más prestigioso del mundo. En este proyecto he unido trabajo e investigación”, explica el productor musical quien se refiere a la elección de la orquesta para remachar su argumentación. “En Euskadi sí hay buenas orquestas, pero no para este nivel”.

Esa experiencia al otro lado del Atlántico le ha abierto puertas de cara al futuro. “Ha estado muy bien porque con la persona que estuve trabajando allí ahora tengo un poco más de relación. Lo cual hace un lazo de comunicación para posibles trabajos futuros”, se felicita.

La compañía japonesa Konami tiene previsto que el videojuego llegue a unos dos millones de personas. Este dato viene a reafirmar el esfuerzo tanto en la imagen como en el sonido o la música pero Mikel prefiere no pensar en eso. “Procuro que no me afecte y no darle importancia. Me centro en mi trabajo, en lo que hago, que me quede conforme”, subraya. Y, en esta ocasión, ha quedado más que conforme.

(Fuente: http://www.deia.com/2010/08/20/ocio-y-cultura/cultura/musica-vasca-para-la-play-station)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s